El Grill de Cesar, “la vida es una tragicomedia”
Entrevista a Darío Aguirre, cineasta ecuatoriano que reside en Alemania. Su última producción cinematográfica El Grill del Cesar ganó ex aequo a premio mejor documental en el Festival Cinélatino Toulouse.

 
¿Cómo surgió la idea de realizar la película El Grill del Cesar?
 
Llevó un año hasta madurar la idea. Inició a partir de una llamada que recibí de mi papá desde Ecuador. Llevaba 12 años en Alemania donde hacía mi vida, en mis estudios de cine. La llamada era para pedirme prestado dinero, las deudas con su Restaurant “Los Pinchos de César” lo devoraban. En cosa de días me convertí en el asesor a control remoto de mis papás, sin tener ni idea de administración. Al darme cuenta que la situación me llevaba a un cambio de papeles respecto de la responsabilidad entre padre e hijo, nuestras llamadas diarias aumentaban. Era un llamado a la cercanía, sentí que había algo no resuelto, justamente por los años de ausencia en la familia. También observaba lo difícil que se nos hacía hablar el uno al otro como adultos, quizás por una cultura enraizada mas que nada entre hombres (del no hablar de dolor o debilidad). Este aspecto y miles de preguntas acerca de la comunicación padres-hijos las tomé en serio y comencé este viaje que me trajo más de una sorpresa, triste y alegre.

¿Cómo fue el proceso de realización de la película?
 
La producción total del documental duro 3 años. Desde la idea hasta la posproducción. Fue rodada en un 10% en Hamburgo y el 90% en Ambato, Guayaquil, Baños. El tiempo de rodaje fue de aproximadamente un año, en tres etapas en las que yo regresaba a Alemania. El equipo de rodaje fue ecuatoriano y tuve la suerte de descubrir a Santiago Oviedo (cámara), Andrés Galarza y Felipe Álvarez (sonido directo) y a Santiago Fernández (asistencia de producción) en Ambato. El proyecto fue financiado con fondos de cine alemanes y suizos, por canales de estos dos países ARTE y SRF. En el rodaje, lo más importante, era la reducción al mínimo de equipos y personal, con la intención de influenciar lo menos posible en los espacios donde rodábamos. Así mismo, antes de comenzar el rodaje, fue fundamental que mi papá conozca a los chicos que iban a estar durante el rodaje a nivel humano más que profesional. Esto creó un lazo fuerte entre ellos y duró hasta el final del rodaje, dio una frescura al material.
 

 
¿Qué significa como cineasta elaborar un filme en base a su propia vida?
 
Pienso que al ser uno mismo el instrumento de este experimento de introspección te arriesgas a más cosas; puedes llegar mas profundo al meollo del asunto, más que si lo realizas con alguien a quien estas conociendo. Pienso que esa es la pasión del cine de autor, tratar de comprender el mundo desde distintas teorías. Mi teoría, empezar por uno mismo. Lo que cuesta trabajo es encontrar el equilibrio, cuando las cosas se tornan muy individuales y se pierde el interés del espectador; siempre trato de estar atento a esa alarma. El Grill de César es uno de mis trabajos autobiográficos, parte de una trilogía acerca de la construcción de la Identidad. Conjuntamente con mi documental anterior Cinco Caminos a Darío, se trata de describir la identidad personal y en el caso de Grill del Cesar como parte de un proceso global. Tengo la sensación de que nuestras historias de vida no nos pertenecen tanto como pensamos, con sus diferencias, entre las distintas culturas hay cosas y preguntas muy comunes que nos unen.
¿Desde la experiencia del filme que se cuenta como una tragicomedia, nos puedes hablar sobre la migración y retorno de las familias ecuatorianas?
 
Pienso que la vida es una tragicomedia, por lo menos eso es lo que aprendí en Ecuador de mi familia y de mis amigos. Mientras experimentas situaciones duras, las cosas se sienten como una tragedia, pero si tomas un poco de distancia te puedes reír de tus problemas. En eso somos expertos en Ecuador. Nuestra arma de supervivencia es el humor. La migración duele tanto porque es el nacimiento de un nuevo ser en ti, de algo nuevo que es positivo. Si no lo dejas nacer y te boicoteas el proceso solamente se extenderá la tragedia. Al final, siempre habrá un nacimiento de alguien más conciente.

El retorno a la familia es un proceso que al inicio golpea en muchas capas. Primero ya no eres parte de la rutina de la gente, adoptas otras costumbres que crees que le servirá a tu gente, generalmente en la práctica no funcionan. Mucho de esto muestro en El Grill de César. Tu familia cambia, tú has cambiado, hay gente que ha fallecido, la rutina cambia. En mi caso, mi retorno se dio por ayudar a salvar el restaurante a mi papá. Después de muchos años que estás fuera del país te das cuenta que hay conflictos no resueltos. Esto lleva a frustraciones, al inicio, hasta aprender a aceptar la forma de vida de los demás. En El Grill de César intenté justamente abordar estas situaciones pero con el humor como herramienta, para poder tomar distancia y reflexionar acerca de un proceso que en el fondo es doloroso.
 
¿Qué nos puedes decir sobre tu participación y premiación en el Festival Cinélatino de Toulouse?
 
Lo interesante del Festival Cinélatino de Toulouse es que mantienen el sentido que debe de tener un festival de cine, apoyar mas que nada el intercambio entre los directores y espectadores durante las funciones. Para ello crea paneles con otros cineastas que exponen sus puntos de vista acerca de algún tema. Se realizan talleres y se seleccionan los filmes. Los festivales son lugares ideales para conocer el trabajo de otros colegas latinoamericanos. Además, a parte de los organizadores, alrededor de 300 voluntarios trabajan durante el festival y tanto ellos como el público que asiste lo hacen porque los apasiona el cine.

En la presentación de "El Grill de César" pensé que no hay nada mas lindo que presentar una película a un público aparentemente ajeno que te motiva con su aplauso. En esa experiencia observé que mi intención fue entendida. Al comenzar los créditos de la película los aplausos y la energía en la sala fueron impresionantes. Hubo personas muy conmovidas que se acercaban para agradecerme por la película. Llevarme los premios no me lo esperaba y cuando mencionaron un empate con la película "La muerte de Jaime Roldós" me sentí mucho mejor. Es una película que admiro en muchos aspectos.
¿Cuáles fueron las razones que llevaron al Grill del Cesar obtener los premios SIGNIS y Licéen?

El premio SIGNIS es un premio que se entrega a películas que llevan un mensaje humano, fuera de cualquier tipo de creencia religiosa. Es otorgado por la iglesia católica. En su deliberación decía: “El documental logra mostrar de manera sensible y auténtica como el optimismo puede ayudarnos a sobreponernos a los acontecimientos de la vida". Pienso que mi película es espiritual en el sentido de la búsqueda humana por la armonía pero no promueve ninguna religión. 


El Premio de Licéen me fue otorgado por estudiantes de colegio. Este premio fue el que más me alegró. En Europa cada vez se pierden más espectadores jóvenes en los cines y estos chicos se dedicaban una semana a ver documentales y hacernos entrevistas muy bien elaboradas a cada uno de los directores.
 

 
¿En qué Festivales ha participado El Grill del Cesar?
 
Max Ophüls Preis Saarbrücken (Alemania) Enero 2013 Premio "Mención de Honor del jurado" | Visions du Réel 2013 Nyon (Suiza) Abril 2013| Vancouver International Film Festival (Vancouver) 2013 | Festival Filmar in Ginebra (Suiza) 2013 | Santa Barbara International Filmfestival (USA) 2014 | German Cinema - LOLA@Berlinale 2014| Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (Colombia) 2014 | Festival de Málaga. Cine Español (España) 2014 | Cinélatino, 26es Rencontres de Toulouse (Francia) 2014 | Minneapolis St. Pauls. International Filmfestival (USA) 2014 | EDOC 2014 (Ecuador) .
 
¿Tienes en mente participar en otros festivales?
 
Los próximos son Minneapolis St. Pauls. International Filmfestival (USA) 2014 | EDOC 2014 (Ecuador) Igualmente seguimos aplicando para nuevos festivales este año. La película ha estado en los siguientes festivales.
 
¿Tienes algún nuevo proyecto cinematográfico en camino?
 
En el próximo me enfocaré en el tema de la identidad colectiva y con eso cierro la trilogía nombrada al inicio. Estoy en la etapa final del guión y espero empezar el rodaje este año. En mi página web: www.darioaguirre.com se podrán informar más de mis proyectos actuales.
 
 
Reina Victoria N21-35 y Jorge Washington. Edificio Aranjuez. Piso 7. Quito-Ecuador. Teléfonos: (593) 2541 362 - 2 236 894
0.5