Ciudad sin sombra
Vencer a la muerte y mirar el mar

 
 En una Ciudad sin sombra las personas con enfermedades catastróficas pierden su derecho al buen morir, se contaminan de las pruebas médicas de las que son objeto, son conejillos de indias que toman los medicamentos de las farmacéuticas. En base a esa idea Bernardo Cañizares construye esta película, en la historia de una joven que busca la liberación de su abuelo de la clínica y los medicamentos.  Ana, una adolescente que se revela ante la norma que se ocupa de la vida y de la muerte desde el sistema médico; y así, ayuda a su abuelo a cumplir su último deseo… ver el mar.
Este filme es una experiencia personal de Bernardo, su propia historia encarnada en una ficción. Su padre, lleva diez años con una enfermedad terminal y de ese modo su película nació del deseo de canalizar su frustración hacia el sistema médico. “Es importante pensar cómo en la sociedad tratamos a las personas con enfermedades terminales, cómo está su derecho del buen morir; y todos los costos que esto implica -los costos emocionales, económicos y sociales relacionados con el quehacer médico y el control de las farmacéuticas”, mencionó Bernardo.

En el filme, el poder de las farmacéuticas se aborda en la configuración de un personaje específico -el antagonista- el antihéroe de Ana. Este personaje representa al poder de estas empresas que mantienen a los sistemas de salud presos de sus intereses económicos. Representa a esa idea que se posa sobre el medicamento como salvación y que se aprovecha de la necesidad primaria de quienes padecen una enfermedad catastrófica -de esa necesidad de vivir y del miedo a la fatalidad de la muerte-.

 
En ese contexto Bernardo miró en su padre aquel sujeto que a pesar de las penurias que le trae la enfermedad permanece en este mundo en el deseo de seguir vivo. Así se planteó la estructura del filme, “un tema complejo, con diferentes aristas que tenía que estructurar en una hora cuarenta y cinco minutos”. Por ello la película refleja lo que le sucedió a su padre. “Hay muchos pasajes en la película literales de lo que recuerdo y las conversaciones que teníamos con mi padre”, mencionó Bernardo. Fue así que el nombre del medicamento que aparece en la película Neuronex en realidad es un medicamento que le recetaron a su padre y tiene otro nombre, una substancia que “resultó ser lo peor que le pudieron hacer porque mi papá, tuvo episodios psicóticos, desdoblamientos de personalidad, sangrado estomacal, cosas que en mi vida había visto. Y te preguntas ¿Quién controla esos medicamentos?”
 

 
Con esos antecedentes nace Ciudad sin sombra y Bernardo empezó en la búsqueda de alguien que personifique la situación que vivió,  no quería  ser él, no se consideraba interesante; o quizá, no quería verse así mismo tan directamente en el reflejo de filme.  Así eligió un personaje femenino y le puso un nombre inspirado en los amantes del círculo polar, nombre capicúa que lo lees de frente o de reversa, Ana. 

Al crear el filme, Bernardo pensó en sus hijas, en la relación que tenía con su padre, en el amor y el deseo de estar juntos, en la relación nieto-abuelo, hijo-padre  y se aventuró por emprender este proyecto cinematográfico. Una  historia donde Ana es su reflejo y el espejo de sus hijas;  y el abuelo (su padre). Juntos se fugan del psiquiátrico y emprenden la construcción de un deseo que significa saltar al otro lado de la vida; “se trata de vencer a la muerte y mirar el mar”.

Premios

Primer premio (Producción de largometraje), Consejo Nacional de Cine del Ecuador 2010.Apoyo a la Coproducción, Ibermedia 2011. Encuentro Internacional de Productores, Festival de Cine de Cartagena 2011. Foro de Coproducción 2011, Festival de Cine de San Sebastián. Programa Tareula 2010, Festival de Cine de San Sebastián. Apoyo al Desarrollo, Ibermedia 2009.
 
Ciudad sin sombra en salas en Quito, Guayaquil, Ibarra y Sangolquí. Mira horarios y funciones en este link: CIUDAD SIN SOMBRA
Reina Victoria N21-35 y Jorge Washington. Edificio Aranjuez. Piso 7. Quito-Ecuador. Teléfonos: (593) 2541 362 - 2 236 894
0.5